Memorias de la Amnesia: Solaris – Martian Chronicles II

El Rock Progresivo, quizás sea el subgénero que más ventaja tenga dentro del rock. Se puede fusionar con cualquier rama de la musica sin que sea puesta en tela de juicio su “lealtad” a los canones del rock como tal…inclusive, puede dejar de ser rock y reducirse solo a sonidos creados por sintetizadores y sin ningun instrumento típico del rock, y aun asi sería considerado progresivo (klaus schulze ). Claro, suena fácil en la teoria, pero en la práctica. La demanda es alta…se necesita de un currículum adecuado y con bastante bagaje musical y cultural, que aunado al talento, innato o aprendido, le haga sobresalir. Es el subgénero exquisito por excelencia y su permanencia duraría incluso, mucho más tiempo si el rock en esencia desapareciera.

Blasfemia!…lo primero que dirían los legalistas de la música…pero, la realidad es otra…es increíble la vasta agenda dentro del progresivo que a pesar de llevar casi 50 años en cartelera, sus orígenes o en donde se encontró el primer indicio de progresivo en la música, son motivo aún de debate…claro…se conoce y reconoce como el primer disco de progresivo a “in the court of the crimson king” de king crimson…así también a the moody blues con su célebre “days of the future passed” como el primer disco con progresiones específicas en su musica…pero su origen no como género sino como revulsivo musical, aun se cuestiona.

Hay varios subgéneros dentro de el…el sinfónico, jazz/fusion, ecléctico, neoprog, y sus corrientes más geográficas, como el krautrock o canterbury, los lados más extremos como el improv, el zeuhl, y hardrock/prog…en fin, hay para todos los gustos.

Hoy…nos haremos cargo del sinfónico, su vertiente más virtuosa y más exigente, exigente en diversidad y en fusión de ramas donde los elementos melódicos ejecutados por instrumentos de cuerda propios de una orquesta son prioridad. El symphoprog, es bién versátil…y si bién, en su mayoría es instrumental, también goza de excelentes partes vocales e inclusive, de solos vocales, algo propio de voces altamente entrenadas y que no se encuentran en el mainstream regular.

Desde Hungría, nos visita Solaris…banda formada en 1980, y que con una considerable carrera dentro del género, tardo 30 años en escribir un disco conceptual en 2 partes…”Las Crónicas Marcianas”…basadas en el trabajo de Literatura Sci Fi del célebre Stanislaw Lem…la primera en 1984…Y la más reciente en 2014.
Altamente instrumental…es un disco que nos invita a la relajación…el viaje entre melodías es obligatorio…más aún cuando en cada tema, el paraje donde estamos y a donde nos lleva es muy incierto…pero de algo estamos seguros…no es en nuestro planeta al menos.

Nominado entre los primeros 10 discos del año en su rama, merece una escuchada…y claro, el resto de la discografía de la banda…vale la pena, es un buen viaje a otros lares, sin salir de casa.

Degústese sin moderación. Buen viaje.

Yehuvian Masthemah