Frente a las acciones tomadas recientemente por la clase política guatemalteca que colocan a una población completa en una posición vulnerable y arriesgada, solo podemos decir que esperamos que pronto el pueblo pueda encontrar unidad, abrir los ojos y darse cuenta que únicamente se trata de un juego de demostración de poderes en el que se ha caído por consecuncia de la renuencia de enfrentar las consecuencias de acciones delictivas que han sido investigadas y que obviamente tienen aún mucho más por salir a la luz.  Nos queda decir que esperamos que dichos individuos que prefieren poner en jaque a un pais completo por tratar de salvar su propio pellejo puedan pronto enfrentar la justicia y salir de sus refugios de poder de la forma más vergonzosa posible.